jessica@eatgreeneatbean.com

MI HISTORIA

Hola, bienvenidos a mi página!

Yo

Quiero compartirte un poco de mi historia para que me conozcas un poco más y  el motivo de porque me dedico a ser una health coach.

Desde que era chiquita nunca fui una niña muy flaca, pero tampoco tenía mucho sobrepeso, nunca me sentí contenta con mi cuerpo y a los 12 años fui a mi primera nutrióloga, eso fue lo que marco todo el cambio en mi vida, pues ahora tenia que cuidar lo que comía, estaba restringida de todo y no me importaba con tal de estar flaca. 

La primer nutrióloga no me funciono, y a lo largo de los años iba de una a otra porque ninguna “dieta me funcionaba”, no comía mucho y cuando mi cuerpo me pedía comida me atascaba de todo y así sucesivamente, bajaba y subía de peso muchísimo, tome pastillas para bajar de peso y no me ayudaron, hice la dieta de puras proteínas y nada de carbohidratos que tampoco me funciono, contaba calorías, porciones, en fin de verdad hice de todo, llego un punto en el que hacia de 2 a 3 horas de ejercicio en el gimnasio y no entendía porque no podía enflacar si estaba haciendo todo lo que me decían al pie de la letra,  aparte todo el tiempo me sentía cansada, tenía una depresión enorme porque no estaba contenta con mi cuerpo,  no salía con mis amigas mucho, y me perdí de muchas cosas en la vida por mi obsesión con las dietas y el ejercicio.

Eso siguió hasta que caí con una última nutrióloga que me recomendó dejar los lácteos, ya lo había hecho antes y no me había funcionado pero estaba tan desesperada que lo volví a intentar, estaba espantada porque los quesos y la leche eran lo que más comía y ahora que iba a comer??

Empecé a buscar recetas que no contenían nada de lácteos y así fue como aprendí a cocinar, esto me sirvió muchísimo porque empecé a agarrarle un gusto inmenso a la cocina, estaba sorprendida de que la mayoría de los productos que venden en el super los podía hacer en mi casa y de esta manera yo sabia lo que estaba metiendo en mi cuerpo, ahí fue cuando deje de comer cualquier cosa que venía empacada,procesada y llena de químicos,  no fue fácil ya que crecimos con todos los productos ya listos para comer, cereales, barritas, quesos, dulces, botanas, salsas, productos bajos en grasa o en azúcar, en fin todo y salirte de ese ideal me costo trabajo, sobre todo el queso, pero me empecé a sentir tan bien que seguí.

Llego un momento en que deje de extrañar todas la comida procesada porque comía mas rico con lo que yo me cocinaba.

En las mañanas empecé a tomarme un smoothie de frutas y verduras que hasta el día de hoy soy adicta, no puedo empezar mi día sin el.

Lo mejor es que por primera vez empecé a bajar de peso, lento pero no me importo por que me sentía increíble, deje de ir con mi nutrióloga porque abrí los ojos y vi que no la necesitaba(no tengo nada en contra de las nutriólogas, solo vi que muchas veces siguen un patrón y que no ven mas allá de lo que la persona necesita).

Lo mejor es que tengo más energía, la depresión desapareció, me siento liberada, como lo que me gusta y me siento muy bien, no les voy a mentir hay días que no está en tus manos cuidarte como a uno le gustaría porque la vida no se adapta a uno, pero lo bueno de esto es que sabes los efectos que la comida tiene en ti y si algún día comes comida no muy saludable al día siguiente sigues con tu rutina normal y no pasa nada, ademas la vida se disfruta más cuando no estamos controlando todo a cada minuto.

Y como legue a ser una Heath Coach??

Mi mamá vio mi interés por todo esto que estaba aprendiendo y de lo bien que me estaba sintiendo y me sugirió buscar una escuela que ofreciera todo este tipo de dietas (voy a hablar mas adelante de esto en el blog), así que empecé a investigar, así fue como llegue al Institute of Integrative Nutrition, luego luego supe que yo tenía que estudiar ahí (a pesar de que apenas había terminado mi carrera en diseño industrial).

Fue lo mejor que me pudo pasar, aprendí que a parte de lo que comemos, para estar saludables necesitamos que todas las áreas de nuestra vida estén en balance y que muchas veces la comida no es la solución sino el medio.

Aprendí que hay muchas maneras de comer muy diferentes y cada una tiene su lógica, lo padre es aprender de ellas y aplicarlas en tu vida diaria y ver como te afectan, ya que cada persona es diferente y lo que puede ser bueno para unos puede ser malo para otros.

Aprendí que no somos perfectos, que no podemos ser perfectos y que debemos estar contentos con nosotros mismos para tener una vida plena.

Aprendí a estar en paz con la comida, ya que después de muchos años disfrutó lo que como, quite las culpas  y lo mejor es que cada día estoy más contenta con mi cuerpo, aunque es un proceso difícil de superar después de tantos años.

Aprendí a disfrutar la vida y a apreciar todas las cosas buenas que tengo.

 

Por eso mi misión es ayudar a adolescentes y mujeres en general que hayan pasando la mayoría de sus vidas buscando esa dieta perfecta para bajar de peso, quiero ayudarles a ver que hay otras alternativas que por naturaleza deberíamos de saber para alcanzar nuestra máxima salud pero que han desparecido en el mundo en que vivimos, quiero ayudarte a entender porque las dietas no sirven y comer sano sí,  quiero ayudarte a disfrutar de la vida y a que estén en paz consigo mismas, que tengas energía para hacer lo que más te gusta y por supuesto que comas delicioso!!

 

Latest Posts